miércoles, 12 de mayo de 2010

Por el camino del agua

Así podríamos vivir, imitando al agua que corre desde la montaña al mar, siempre contenta,
con un propósito claro, que es llegar al mar, al océano donde miles de otras aguas convergen para continuar haciéndose nube allá en el cielo y dejar que los vientos las vayan llevando adonde sea que tenga que ir y luego preciparse en gotas de lluvia o copos de nieve y seguir cumpliendo los ciclos.


Pero el secreto del camino del agua está en su natural tendencia a cumplir su tarea de ser agua en el estado que le corresponda, el agua se es fiel a si misma, se deja llevar pendiente abajo cediendo a la atracción de la gravedad, como parte del planeta, siguiendo el curso de los rios cuando son rios y siendo lago o cascada segun sea la textura del terreno.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.